Publicidad

Seguro Técnico

pyme

Muchas veces recurrimos a una compañía de seguros para contratar una cobertura contra los distintos riesgos que puedan afectar a nuestro comercio. Dentro de las diferentes cláusulas que podemos obtener encontramos un ítem que menciona “Seguro Técnico”.

A simple vista podríamos pensar que es sólo para aquellas máquinas que se usan en las cadenas de producción o equipos costosos (y lo pasamos por alto). Estamos equivocados, no solamente cubre a este tipo de bienes mencionados sino también a muchos otros.

Este tipo de seguro se divide en cuatro grandes ramas de bienes:

  • Instalaciones de procesamiento electrónico de datos (IPED): son aquellas que se utilizan en el sector de investigaciones y ciencias, en centro de cálculos comerciales, administración e industria. Cubre tanto a la unidad central como a los equipos periféricos.
  • Instalaciones y equipos de medicina eléctrica y nuclear: equipos de rayos X, radiación, esterilización, pulmones de acero, equipos e instalaciones de medicina eléctrica y nuclear en hospitales, consultorios médicos y dentistas, y laboratorios.
  • Instalaciones de telecomunicaciones: Teleimpresores, centrales y equipos telefónicos, instalaciones de radio transmisión direccional y de radar, teleimpresor facsímil, otros.
  • Otras instalaciones: televisoras para fines comerciales, estudios de TV, microscopios electrónicos, clisadoras, instalaciones de relojes, radio intercomunicación, máquinas de oficina de escribir, calcular, copiadoras, multicopistas, microfilm, etc.

¿Contra qué cosas o riesgos estoy cubierto?

Incendio, rayo, explosión, impacto, robo, saqueo, helada, tempestad y caída de aeronaves. También por daños ocacionados por humo, hollín, gases corrosivos, o bien por acción del agua y humedad, siempre que no se trate de influencias derivadas de la operatoria normal de la empresa.

En caso de problemas eléctricos, estaremos cubiertos contra cortocircuitos u otras causas eléctricas. Y cómo si esto fuera poco, nos cubre de faltas de manejo o impericia, daños malintencionados por parte de terceros.

Fuera de la cobertura

Usted no estará cubierto en los casos que se produzcan corrosión, desgaste (como consecuencia de su funcionamiento o uso), actos bélicos, actos malintencionados o negligencia propios, fallas por los que será responsable un tercero (proveedores), o que estén contemplados en la garantía. Y tampoco será resarcido si los daños son atribuibles a un fallo de aprovisionamiento de gas, agua o energía eléctrica, o bien, por meros defectos estéticos.

Es una buena opción a tener en cuenta si quiere mantener su inversión y patrimonio resguardados.

Rating: 3.0. From 1 vote.
Please wait...
Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *