Importancia de los seguros de comunidades

Para nadie es un secreto que contar con un buen seguro de hogar es ideal para cubrir los posibles daños que pueda sufrir nuestra vivienda o los objetos que se encuentran dentro de ella si llega a ocurrir algún tipo de accidente, pero si vivimos en un edificio también será ideal contar con un tipo de seguro que pueda respaldarnos respecto a las consecuencias que puedan llegar a sufrir nuestros propios vecinos, en este caso un seguro de comunidades es la mejor opción.

Pues hay que estar conscientes que cuando vivimos en un edificio no solo tenemos que velar por la seguridad de nuestro hogar sino también por el de su entorno y por esta razón debemos asegurar las propias instalaciones del edificio para así sentirnos realmente protegidos en todo momento, pero ¿cuándo hablamos de los seguros de comunidades a que nos referimos?, pues muy fácil, al hablar de este tipo de seguros nos referimos a una póliza destinada directamente a cubrir los posibles riesgos comunitarios que puedan llegar a producirse en el edificio donde nosotros vivimos, claramente en este caso existen una amplia multitud de coberturas posibles, por esta razón es que cada comunidad debe saber elegir la que más se adecue a sus necesidades.

Los seguros de comunidades resultan ser realmente de gran utilidad para la plena protección de todos los propietarios de un edificio en el caso de posibles siniestros justo en las zonas comunes, o directamente en la gestión de la propia comunidad, hay que tener siempre presente que en una comunidad de vecinos pueden darse ciertos riesgos que son verdaderamente necesarios prevenir, por lo general los más habituales suelen ser incendios y problemas de responsabilidad civil, en este caso es ideal contar con este tipo de seguros, ya que estos le permiten a las comunidades poder estar protegidos frente a cualquier tipo de imprevistos, como roturas de cristales, daños causados por agua, robos, entre muchos otros.

Las coberturas que todos los seguros de comunidades tienen en común son las de incendios, esta cubre todos los gastos que se hayan originado por culpa de un incendio, un rayo, una explosión o directamente por culpa de una inundación, también está la cobertura de responsabilidad civil, esta misma es útil para indemnizar plenamente a los vecinos, copropietario o a los terceros que sufran en algún momento de un perjuicio en el edificio.

De igual forma también está la cobertura de robo, en este caso el seguro debe realizar una sustitución de llaves y cerraduras, como la reposición de los objetos personales que fueron sustraídos, en caso de que el edificio sufra un robo o hurto, los vehículos en el garaje también se encontraran asegurados, si por ejemplo un carro llegase a sufrir un daño dentro del garaje del edificio el seguro tendrá que responder por todos los daños causados, e incluso una cobertura que no puede faltar es la de asistencia jurídica y la de accidentes de empleados, esta última ofrece pagar gastos sanitarios o de asistencia médica en el caso que uno de los empleados del edificio sufra algún tipo de invalidez o incapacidad o en el caso que este fallezca, por esta como por otras razones es que es importante el poder contar a tiempo con este tipo de seguro.

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *